Avance en Fonasa

La modernización del seguro público pretende reducir la necesidad de que los usuarios tengan que acudir a las sucursales del servicio, y para ello se podrán hacer varios trámites en línea.

El Fondo Nacional de Salud (Fonasa) puso en marcha una página web que aprovecha técnicas de la administración contemporánea, en constante avance y aplicadas con éxito. La modernización del seguro público pretende reducir la necesidad de que los usuarios tengan que acudir a las sucursales del servicio, y para ello se podrán hacer varios trámites en línea, como el seguimiento de las licencias médicas, la verificación de la existencia y pagos en exceso de un cotizante por sobre el 7%, la afiliación en línea y la libre elección para la compra de bonos de cualquier prestador.

Esta iniciativa sigue la línea de la positiva experiencia del sitio “Chile Atiende” puesto en marcha en el gobierno pasado como un esfuerzo sistemático por racionalizar el cúmulo de exigencias -a menudo prescindibles o inútiles- que dificultan la relación de los usuarios de los servicios públicos, permitiendo ahorros sustanciales de tiempo, recursos e incluso personal.

Según la directora del Fonasa, la idea es ir incorporando distintas posibilidades a través de la red, y “con ello resolveremos un problema que ha generado críticas” respecto de la transparencia en el manejo de esos recursos por parte del seguro público de salud. Son cerca de 13 millones de personas las que son atendidas por Fonasa y la nueva herramienta que utilizará persigue un fin ambicioso que si duda beneficiará a los sectores de menores ingresos y también a los más apartados geográficamente, recogiendo así la mejor experiencia de modelos de atención a la ciudadanía en países desarrollados. El plan que se inició con las licencias médicas terminará este año con la incorporación de la venta de bonos vía internet para los aproximadamente 10 millones de beneficiarios que tienen derecho a la libre elección. A estas nuevas formas de atención se agregará el pago con tarjeta de crédito o débito, como ocurre hoy con diversos sitios en la red. De esta manera, los usuarios harán la selección del prestador, la atención y el sitio les arrojará el valor del copago. La iniciativa contempla también para más adelante la posibilidad de usar una aplicación para teléfonos inteligentes, todo dirigido a los usuarios del servicio. Aunque es difícil que Fonasa pueda superar sus problemas de calidad y oportunidad -que van más allá de la voluntad de sus profesionales-, los pasos dados muestran que es posible alcanzar mejoras en la atención de los afiliados aplicando herramientas tecnológicas, pero ante todo colocando al usuario en el centro de las prioridades del servicio.

Revisa esta noticia en el sitio de El Mercurio

Esta entrada fue publicada en Editorial, El Mercurio y etiquetada . Guarda el enlace permanente.