Encuesta UAI: 47% apoya la extensión de beneficios a todos los trabajadores

13.09.15

}Sondeo sobre el proyecto de reforma laboral

La medición muestra que el porcentaje de encuestador indiferente o que afirma “no saber” de este proyecto es bajo: solo 19%.
S.C y A.G.

Justo en momentos en que la discusión de la reforma laboral atraviesa minutos decisivos, el Centro de Políticas Públicas de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI) publicó por segunda vez su sondeo sobre la percepción de las personas frente a este proyecto de ley.

Uno de los resultados de la medición -cuyo universo de encuestados fueron chilenos hombres y mujeres mayores de 18 años, de 73 comunas urbanas de Chile-, es que ha aumentado el conocimiento de la iniciativa que se discute en el Senado.

En el primer sondeo, que se realizó en abril, a 30% ascendió quienes declararon no saber o estar indiferente frente a la pregunta respecto de si estaba de acuerdo o en desacuerdo con esta emblemática reforma. Sin embargo, en esta medición de septiembre quienes optaron por esta respuesta representaron un porcentaje mucho menor: solo 19%, cifra que se descompone entre 4% que se declara indiferente y 15% que no sabe o no responde.

Respecto al apoyo a la reforma laboral, los datos muestran que aumentó de 38% a 52% quienes afirman estar en desacuerdo con esta iniciativa, mientras que las respuestas favorables bajaron de 32% a 29% entre la medición de abril y la de septiembre.

Otro de los temas que revisa la encuesta es la extensión de beneficios en los procesos de negociación colectiva, materia que ha sido ampliamente discutida, ya que la reforma laboral entrega esta herramienta a los sindicatos. El sondeo muestra una preferencia clara y mayoritaria de la gente porque los beneficios de una negociación se extiendan a todos los trabajadores. “Puede ser que los encuestados perciban como injusta una situación en que trabajadores en funciones y con experiencia y calificación similares, tengan condiciones laborales diversas, algunos con mayores beneficios que otros”, explica Andrea Repetto, directora del Centro de Políticas Laborales de la UAI.

En septiembre, el 47% respondió que los beneficios deben darse a trabajadores sindicalizados y no sindicalizados y a ese grupo se suma otro 35% que solo estima como condición que se les cobren las cuotas sindicales a los no sindicalizados para acceder a los beneficios (ver infografía).

Respecto de la paralización de actividades en procesos de huelga, la encuesta analiza dos casos concretos: transporte público y cajeras en tiendas. En general la gente apoya que las empresas interrumpan total o parcialmente sus operaciones ante estos eventos. “Las personas encuestadas entienden que se trata de buscar un balance entre intereses que son legítimos y que a veces se contraponen”, señala Repetto.

Esta entrada fue publicada en Economía y Negocios, El Mercurio y etiquetada . Guarda el enlace permanente.