CPC acusa que reforma laboral atenta contra la Constitución y pide legislar con “seriedad”

Empresarios endurecen críticas tras tercera reunión consecutiva por indicaciones del Gobierno:

Gremios que integran la Confederación de la Producción y del Comercio están citando a reuniones extraordinarias para la próxima semana, donde definirán los pasos a seguir.
MARIANA PENAFORTE

La señorial casona de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) de calle Monseñor Sótero Sanz, en la comuna de Providencia, fue escenario ayer -por tercer día consecutivo- de una reunión extraordinaria de la cúpula empresarial para analizar las indicaciones a la reforma laboral que presentó el Gobierno el fin de semana.

El lunes, representantes de las seis ramas empresariales que integran la CPC se reunieron para analizar las modificaciones del Ejecutivo; el martes lo hicieron los equipos técnicos y, ayer, la multigremial emitió la declaración pública más dura que ha hecho hasta ahora sobre la materia.

“Las indicaciones del Ejecutivo significan un retroceso y agravan los efectos negativos que tendrá la reforma laboral”, dice el documento que emanó del Comité Ejecutivo extraordinario que celebró ayer la CPC, al que no asistieron su presidente, Alberto Salas, y el líder de la Sofofa, Hermann von Mühlenbrock, por encontrarse ambos fuera de Chile.

La conclusión de la CPC es que el proyecto tiene normas que atentan contra libertades y derechos fundamentales previstos en la Constitución, como las libertades de asociación, sindical, de contratación y de empresa, así como el derecho al trabajo. “Consagra el monopolio sindical, extrema la conflictividad y no ayuda a crear confianzas”, criticó.

Sobre la posibilidad de que esta controversia finalmente llegue al Tribunal Constitucional, Ricardo Mewes, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, una de las ramas de la CPC, dijo que es algo que analizarán con especialistas, pero que, por ahora, solo se abocaron al análisis de las indicaciones del Ejecutivo.

El sector privado hizo además un enérgico llamado a los parlamentarios para que legislen “con la responsabilidad y seriedad que el país se merece”.

Durante estos días, la CPC ha recibido apoyo técnico en la elaboración de un documento con los puntos más sensibles de la reforma. Ayer, se enfocaron en dos: la fórmula que el Gobierno presentó para que se puedan reasignar trabajadores en caso de huelga y los servicios mínimos de una empresa que pueden seguir operando en un conflicto.

La declaración de la multigremial señala que la alternativa de reemplazar trabajadores durante la huelga es fundamental y se utiliza en las principales economías del mundo. “En Chile, el Ejecutivo y los partidos de la Nueva Mayoría quieren que nuestro país sea una excepción, alejándonos de las buenas prácticas internacionales de la casi totalidad de los países de la OCDE, con las graves consecuencias económicas que ello traerá consigo. La fórmula ideada para reasignar trabajadores que no están en huelga es absolutamente inoperante y está mal concebida”, subrayó la CPC.

Respecto de los servicios mínimos, critica que quedaron muy restringidos y que ponen en riesgo la viabilidad de las empresas y su competitividad.

El próximo martes, en un nuevo Comité Ejecutivo, se espera que Alberto Salas entregue una declaración completa con el análisis de todos los puntos críticos, incluyendo otros, como los pactos de adaptabilidad laboral.

Llamado a las bases

Ayer, los dirigentes acordaron además parte de la estrategia a seguir en el trámite del proyecto. El próximo paso será a nivel interno: todos los gremios están convocando a reuniones extraordinarias para la próxima semana, donde abordarán este tema con sus empresas socias y consejeros.

La Sofofa, por ejemplo, lo hará el próximo lunes.
Recuadro :
Pdte. de comisión de Trabajo del Senado: tono de empresarios “es de un alarmismo caricaturesco”

Una enérgica reacción tuvo el presidente de la comisión de Trabajo del Senado, Juan Pablo Letelier (PS), frente a la declaración pública emitida ayer por el Comité Ejecutivo Extraordinario de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) sobre las indicaciones del Gobierno a la reforma laboral. “El tono de esa declaración es de un alarmismo caricaturesco”, afirmó.

Letelier agregó que las materias en que hay visiones más discrepantes entre el tenor del proyecto y el gremio empresarial son la titularidad sindical y el reemplazo en huelga. Sobre este último tema, el senador fue igual de categórico.”La única posibilidad de que haya reemplazo en huelga en esta ley es que la coalición de Gobierno (Nueva Mayoría) se quiebre en dos, no hay otra”, sostuvo. “La Cámara de Diputados ya aprobó este tema; los diputados no van a cambiar su posición”, complementó.

Estas declaraciones las hizo ayer en el Congreso, luego que los ministerios de Hacienda y del Trabajo presentaran ante la comisión las indicaciones formuladas al proyecto.

El parlamentario informó que la comisión estableció un calendario a partir de la última semana de octubre para discutir las indicaciones. “Mi impresión es que en varios temas avanzaremos con fluidez, y en otros se concentrará el debate”, sentenció.

Esta entrada fue publicada en Economía y Negocios, El Mercurio y etiquetada . Guarda el enlace permanente.