Renuncia de Verdugo revela crisis de gestión y pugna ideológica al interior de Salud

La médico PS dejó ayer la Subsecretaría de Redes Asistenciales argumentando “razones personales”:

Diferencias con el Ministerio de Hacienda por el presupuesto para el próximo año gatillaron su salida, aunque su gestión también había sido ampliamente cuestionada.
N. CABELLO, C. SAID, M. SILVA y M. J. AHUMADA

Una renuncia “por razones personales”. Esa fue la versión que ayer entregó el Ministerio de Salud al confirmar la salida de la subsecretaria de Redes Asistenciales, Angélica Verdugo (PS), quien durante 608 días tuvo a su cargo la tarea de sacar adelante uno de los principales compromisos presidenciales para el sector: un inédito plan de construcción de hospitales, con un presupuesto de US$ 4.000 millones en cuatro años.

Sin embargo, distintos parlamentarios y fuentes al interior de la cartera plantean una suma de hechos como detonantes de la dimisión. Y coinciden en que los principales son diferencias de criterio con el Ministerio de Hacienda -por el recorte presupuestario de 9% para 2016 en infraestructura- y la nueva mirada que algunos personeros oficialistas plantean dar a la construcción de hospitales a través de concesiones (ver nota abajo).

Cercanos a Verdugo aseguran que si bien su renuncia daba vueltas desde hace una semana, tomó fuerza el viernes, después de una reunión entre Hacienda, Salud e Interior. Allí se conversó sobre el presupuesto de Salud para el próximo año, que ya fue rechazado en la tercera subcomisión mixta de Presupuestos y que hoy debe ser analizado en comisión mixta.

La conclusión de esa cita fue que no habrá una inyección importante de recursos para la cartera, sino una reasignación que implicará retrasar en un año y medio las obras de los hospitales que deben quedar en etapa de “construcción” al fin del gobierno, lo que no fue aceptado por la ahora ex subsecretaria.

“Para mí su renuncia simboliza el inicio de la mayor intervención del Ministerio de Hacienda que nunca ha habido sobre el Ministerio de Salud, lo cual va a tener resultados inciertos”, dijo el presidente de la comisión de Salud de la Cámara, Juan Luis Castro (PS).

En la misma línea, el diputado Manuel Monsalve (PS) confirmó que “su renuncia se produce en el marco de una diferencia que hay dentro de la Nueva Mayoría sobre los recortes al programa de inversiones de construcción de hospitales”.

Detalló que los recursos bajarían “de $530 mil millones a $479 mil millones en 2016, y a $326 mil millones en 2017″.

Con todo, fuentes de Salud sostienen que la permanencia de Verdugo era insostenible. Había sido ampliamente criticada incluso desde su sector político, y aunque ayer la ministra de Salud, Carmen Castillo, descartó una crisis, la palabra había sido usada por parlamentarios de todos los sectores.

Se recordó que de Redes Asistenciales dependen temas como ejecutar los recursos para construir infraestructura (a septiembre llevaba 22% de los $528 mil millones asignados en 2015), la deuda hospitalaria (en agosto alcanzó un récord de $246 mil millones), la lista de espera (suma más de 1,8 millones de pacientes) y los retrasos y cambios en el plan de infraestructura prometido.

Todos esos temas, por cierto, ya habían motivado que la oposición interpelara a la ministra Castillo en septiembre.

Con la salida de Verdugo asumida, el fin de semana hubo reuniones entre representantes de Salud, Hacienda, Obras Públicas y Desarrollo Social para reorganizar el plan de infraestructura hospitalaria, en lo que fue calificado como el inicio de una “nueva etapa” en el sector.

Esto fue informado ayer a dirigentes de la Nueva Mayoría en el comité político de La Moneda. Allí se anunció la creación de una comisión especial e interministerial para mejorar los puntos débiles del sector.

En La Moneda y en el oficialismo explicaron que la comisión estará mandatada por la propia Presidenta Michelle Bachelet, y que busca entregar un diagnóstico y propuestas para mejorar el área de la salud y no estancar la construcción de los hospitales comprometidos, además de frenar cualquier flanco en el área.

Entre esas tareas está elaborar un nuevo cronograma de obras de hospitales, el quinto del actual gobierno. “Esperamos que esta sea una reestructuración seria y definitiva, porque hemos visto muchos cambios desde el anuncio original”, critica el diputado Víctor Torres (DC).
Recuadro :
Presupuesto
$1.000 de aumento presupuestario para el próximo año tiene la cartera hasta ahora.

”No tenemos crisisen Salud y vamos a tenerlos hospitales construidostal como se ha comprometido”.
CARMEN CASTILLOMinistra de Salud
”Espero que la situaciónde Salud mejore,porque hay una insuficienciaen el presupuestopara resolver los problemas”.
GUIDO GIRARDISenador PPD
”Enhorabuena elGobierno decidió pedir larenuncia a una de lasgrandes responsables dela crisis de salud”.
KARLA RUBILARDiputada independiente
”Esta es una subsecretaríacon deficiencias degestión importantísimas,por lo que espero uncambio de rumbo”.JAVIER MACAYADiputado UDI
Alcaldes de V Región esperan hoy respuesta sobre fondos para 2016

“No nos basta que el intendente diga que se va a arreglar. Queremos ver que en la comisión mixta del Congreso -que se realiza hoy- el presupuesto incorpore una glosa de recursos para el hospital biprovincial de Quillota-Petorca. Porque si se va a poner una cantidad mínima por cumplir y el proceso de construcción se extiende por 5 años, tampoco nos sirve, pues la situación es crítica”. El alcalde de Quillota, Luis Mella, justificó así su decisión de mantener la convocatoria a una marcha en la que ayer centenares de personas exigieron al Gobierno cumplir su compromiso de invertir US$ 180 millones en el nuevo hospital, diseñado para ocupar una superficie nueve veces mayor que el actual San Martín, de 7.500 m2 y donde “los pacientes, por falta de camas, deben ser internados en camillas”.

Según el alcalde, ya no les basta la palabra empeñada. Pese a contar con una carta firmada por la anterior ministra de Salud, Helia Molina, que asegura que el recinto será levantado en el actual gobierno, se enteraron de que no hay partidas presupuestarias por un proyecto que está en licitación para seleccionar ofertas técnicas.

El intendente de la V Región, Gabriel Aldoney, insistió ayer en que el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, le aseguró el fin de semana que las partidas para ese hospital y los de San Antonio ($63 mil millones) y Casablanca ($7 mil millones) serán repuestas, pero declinó profundizar en las condiciones y plazos de ejecución.

La renuncia de la subsecretaria de Redes Asistenciales, Angélica Verdugo, vinculada a la falta de presupuesto para construir once nuevos hospitales en el país, abrió una nueve fuente de incertidumbre, dijo el alcalde Mella.

Su similar (s) de Casablanca, Alfonso Barros, dijo que Aldoney le aseguró que los recursos para el hospital local estaban asegurados, como una forma de deponer el bloqueo de la Ruta 68 que los ciudadanos convocaron en protesta. No obstante, aseguró que las movilizaciones se mantendrán hasta no tener una solución. El senador Francisco Chahuán (RN) dijo que se mantiene el estado de alerta.

Esta entrada fue publicada en El Mercurio, Nacional y etiquetada . Guarda el enlace permanente.