Gobierno no acoge ninguna de las propuestas laborales de la DC, y reforma queda para marzo

23.01.16

Las cuatro principales ideas que defiende la falange para equilibrar el proyecto han sido desestimadas:

El Ejecutivo se había dado hasta la próxima semana para alcanzar un consenso. Dada la urgencia de la aprobación de otros proyectos de ley y la falta de acuerdo, finalmente se postergará la iniciativa.
PABLO OBREGÓN y MARIANA PENAFORTE

Pese a que en un momento el Gobierno señaló que se daría una semana más para tratar de llegar un acuerdo satisfactorio en materia laboral con los senadores de todos los partidos de la Nueva Mayoría, finalmente las negociaciones quedarán para marzo.

Los últimos intentos por acercar posiciones se dieron el martes, pero en esa instancia el Gobierno no logró convencer a los cinco senadores de la Democracia Cristiana (DC) que están por morigerar los alcances de la reforma laboral.

Los senadores Andrés Zaldívar, Ignacio y Patricio Walker, Jorge Pizarro y Manuel Antonio Matta -asesorados en materia laboral por el ex subsecretario de Justicia de Michelle Bachelet, Marcelo Albornoz- consideraron que la posición defendida por el Ejecutivo no recoge ninguna de las cuatro principales demandas de la falange, por lo que finalmente se restaron de un acuerdo, dejando todo para marzo, cuando se retome la actividad legislativa tras el receso de verano.

Fuentes de la DC indican que las cuatro propuestas del partido -desestimadas hasta ahora una a una por el Gobierno- apuntan fundamentalmente a restablecer el acuerdo suscrito a fines de 2015 en el ex Congreso de Santiago, cuando los senadores de los partidos de la Nueva Mayoría respaldaron la idea de establecer un mecanismo acotado de reasignación de funciones.

Esa idea se tradujo en una indicación del Ejecutivo que incluía la expresión “adecuaciones necesarias”, de modo que el empleador pudiera mover de funciones a los trabajadores que no estuvieran en huelga.

Pero a pesar de que esa indicación era parte de un acuerdo, finalmente la comisión de Trabajo del Senado la modificó, eliminando la expresión “adecuaciones necesarias”: “Lo que le estamos pidiendo al Gobierno es que reponga la misma indicación que presentó y que fue cercenada en el Senado”, señala una fuente de la DC.

Tampoco se acoge huelga pacífica

Esa misma fuente indica que el Ejecutivo tampoco está dispuesto a reponer la indicación que protegía el carácter pacífico del la huelga; no está dispuesto a aceptar que la negociación con sindicatos interempresas mantenga su carácter voluntario; ni tampoco a buscar fórmulas que permitan una extensión limitada de los beneficios de la negociación colectiva a los trabajadores no sindicalizados.

Con eso, el Ejecutivo les ha dicho que no a las cuatro ideas matrices que defiende la falange.

SENADORES DE LA FALANGE PIDEN QUE EL EJECUTIVO REPONGA LAS INDICACIONES QUE FUERON MODIFICADAS EN LA COMISIÓN DE TRABAJO.

Recuadro :
– En carta a la CUT, la Presidenta Michelle Bachelet apela a alcanzar reformas a través del diálogo y con legitimidad

Si bien la Presidenta Bachelet no asistió al X Congreso Nacional de la CUT -que se inició ayer y concluye mañana-, envió una carta privada a su líder, Bárbara Figueroa, que fue compartida en el marco del encuentro, que tiene por objetivo establecer una nueva agenda programática para el gremio con miras a 2020.

El mensaje central que entregó laS Mandataria fue, según revelaron asistentes, un llamado al diálogo en el caso de las reformas que lleva a cabo el Gobierno. La Presidenta dejó en claro que estas tendrían que ser legitimadas y que, para eso, tienen que contar con amplios apoyos en su aprobación.

De hecho, según los asistentes, habría partido el mensaje valorando el rol que la CUT ha jugado en la reforma laboral y en el mundo sindical. Luego, asumió que la aprobación del proyecto requería una negociación parlamentaria, que es parte de un proceso complejo que se está llevando a cabo.

“Fue un mensaje que buscaba que la audiencia comprendiera el difícil escenario en el cual se desarrollan las reformas, en un momento complejo. Pidió la comprensión y reafirmó su compromiso con los trabajadores”, comentó un dirigente.

Dado que la posible aprobación del proyecto se aplazó, frente a la imposibilidad de llegar a un acuerdo en la Nueva Mayoría durante enero, la CUT anunció un paro nacional para marzo.

“Hemos sido capturados en el debate laboral por un grupo de senadores conservadores que funcionan aún bajo la lógica de la ex Concertación y que no van a ceder en su aspiración por limitar nuestros avances; por ello debemos activarnos con todas nuestras fuerzas para defender los pilares estructurales de la reforma laboral”, dijo Figueroa.

Mientras el PC y el PS han tenido una postura alineada con la de la CUT a la hora de legislar y votar la reforma laboral, la DC tiene diferencias de fondo en temas como la extensión de beneficios y el reemplazo en huelga.

Esta entrada fue publicada en Economía y Negocios, El Mercurio y etiquetada . Guarda el enlace permanente.