Efecto “estacional” hizo caer desempleo más de lo proyectado

30/1/16

5,8% en trimestre octubre-diciembre

Una fuerza de trabajo más baja que los ocupados aportó también al “sorpresivo” dato del INE.
Por Oscar Galaz

Aunque se esperaba una baja cifra, esta igual sorprendió. Así resumen economistas el desempeño de la tasa de desempleo de 5,8% del trimestre móvil octubre-diciembre 2015, entregada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE); una baja de 0,2 punto porcentual en doce meses y distante del 6,8% que registró la encuesta del Centro de Microdatos para el Gran Santiago el último mes del año pasado.

La cifra, eso sí, sería puntual debido al factor estacionalidad e iría de la mano del incremento en mayor magnitud de los ocupados (1,5%) respecto a la fuerza de trabajo (1,3%). Se suma a ello el que los desocupados disminuyeron 2,8%. Para la analista económica de Euroamérica, Martina Ogaz, más allá del 5,8%, y que se siga creando empleo, este “se está dando a bajos niveles, lo cual puede reflejar cómo está la economía”.

Suma a 1 ello gente que salió de la fuerza laboral por jubilación. Estos, entre otros factores, acota, “explican la caída en la fuerza laboral y el aumento de los ocupados en rubros como hoteles y restaurantes y construcción, aunque son fenómenos estacionales. Ahí uno puede interpretar que este efecto pasará en los próximos trimestres”.

“Sorpresa”

Para el economista de Banchile Nathan Pincheira, la cifra de diciembre “sorprende” porque esta vez el factor estacional “fue bastante más allá” de lo previsto.

Agrega que “en esta oportunidad lo que tuvimos fue un aporte del mundo privado y asalariado que ayudó a la cifra. No obstante, más allá de lo que digan los números, el mercado laboral se ha venido desacelerando, hay una reducción en los salarios, caídas en las horas trabajadas, etc.”.

BBVA Research, por su parte, puntualiza que el 5,8% de octubre-diciembre “es muy difícil de compatibilizar con la evolución de la actividad económica que en la última parte del año mostró claros signos de acentuar su desaceleración”.

Acota que se combina un empleo asalariado “resiliente pero con síntomas de desaceleración por debilidad en la demanda privada a lo que se suman mayores tasas de crecimiento de la inactividad, destacando razones de jubilación”.
Recuadro :
16% aumentaron los ocupados en el sector hoteles y restaurantes en el trimestre analizado.

Esta entrada fue publicada en Economía, La Segunda y etiquetada . Guarda el enlace permanente.