Oposición delinea argumentos y materias para dar pelea en el TC por reforma laboral

2/2/16

GOBIERNO MANTIENE EN RESERVA INFORMES EN DERECHO

A las objeciones en titularidad sindical y extensión de beneficios, se sumarían artículos relacionados con derecho a información.
POR KAREN PEÑA

Si bien las amenazas de que la Alianza lleve el proyecto de reforma laboral al Tribunal Constitucional (TC) se mantienen desde el ingreso del texto al Congreso, la oposición prepara la artillería para derribar puntos sensibles del texto.

Aunque las reservas de constitucionalidad fueron anunciadas durante el tránsito del articulado en la Cámara de Diputados y la comisión de Trabajo del Senado, los senadores Andrés Allamand y Hernán Larraín lideran la ofensiva junto a cinco expertos para evitar que las objeciones puestas sobre la mesa queden en el ámbito “testimonial”.

El “staff permanente” de abogados que preparan la defensa lo integran Arturo Fermandois, José Francisco García, Gastón Gómez, Marcelo Soto y Sergio Morales. También han recibido asesoría de expertos como el ex subsecretario del Trabajo, Fernando Arab. El último encuentro de este equipo fue el jueves 21 de enero, donde quedó de manifiesto que las materias y argumentos están perfectamente delineados, por lo que la prioridad inmediata está en preparara Allamand y Larraín cuando llegue la hora de realizar la reserva de constitucionalidad en la Sala. Esto, en caso de no ver modificaciones en los próximos ajustes del Ejecutivo. Este escenario, además, tendría buenas expectativas para la oposición, ya que la nominación de José Ignacio Sánchez como integrante del TC en reemplazo de Francisco Fernández (ligador al PS), constituiría mayoría en dicha instancia.

Las materias a pelear serán finalmente artículos vinculados a titularidad sindical y extensión de beneficios, donde los argumentos irían en la línea del reconocimiento que la Constitución hace a los trabajadores, independientemente de la forma en que ellos definan negociar colectivamente y la igualdad de la ley. Así, quedarían fuera tópicos como el reemplazo en huelga, ya que como tal “no conformarían una infracción a una garantía constitucional”. Otros tópicos menores que se sumarían al requerimiento se relacionan con el derecho a la información. Según cercanos a las tratativas, en este apartado hay “aristas de constitucionalidad” referente al derecho de privacidad de los datos personales. “Por ejemplo, el sindicato puede pedir información personal de los trabajadores sin tener ningún tipo de autorización, incluso, de los no afiliados para saber remuneraciones por cargo”, puntualizan.

En tanto, el gobierno ya solicitó informes en derecho que mantendría en reserva y la CUT estaría preparando su argumentación contactando a diversos expertos. Ayer el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, descartó un eventual “congelamiento” del proyecto ante un posible deterioro mayor del escenario económico, afirmando que “no es bueno dejar algo tan relevante como la reforma laboral sin un cierre. Lo importante es que ese cierre sea bueno”. Reiteró que “ojalá sea en marzo”.

Esta entrada fue publicada en Diario Financiero, Economía y etiquetada . Guarda el enlace permanente.