Comisión de salario mínimo propone un alza promedio real de 2,2% en próximos 10 años

3/2/16

La instancia también recomendó que subsidios monetarios se incrementen, en promedio, 1,4% y crear 5 mil nuevos empleos promedio al año para hogares en situación de pobreza. Expertos discrepan sobre la viabilidad de las medidas presentadas.
Carlos Alonso

En la primera negociación para fijar el salario mínimo que tuvieron los ministerios de Hacienda y Trabajo junto la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) en 2014, además de establecer que a principios de 2016 el ingreso mínimo llegaría a los $250 mil, se acordó crear una Comisión Asesora Salarial, la cual tenía como misión realizar un análisis del mercado laboral y plantear propuestas para mejorar el poder adquisitivo y las condiciones en general de los trabajadores más vulnerables del país.

Con ese objetivo en mente, a fines de diciembre de 2015 la instancia de 12 miembros, que representaban al Ejecutivo, organizaciones de trabajadores, gremios empresariales y académicos, entregó al Gobierno su informe final.

Entre las principales medidas sugeridas, la comisión apunta a reducir el porcentaje de asalariados que vive en situación de pobreza (7%) a la mitad, en una década. Para ello, señalan que “el escenario más realista implica que en los próximos 10 años el salario mínimo suba en promedio 2,2% real, es decir, descontando la inflación de cada año, mientras que los subsidios monetarios se deben incrementar anualmente, en promedio, 1,4%”. Además, la instancia plantea crear, en promedio, 5 mil nuevos empleos al año para personas que viven en hogares en situación de pobreza. Señala que este escenario debe ser consistente con las alzas de productividad que tenga la economía en el futuro.

La negociación para fijar el nuevo salario mínimo se efectuará nuevamente a mediados del año. Si bien todavía no hay una fecha exacta, todo indica que será en junio. Por ello, estas propuestas cobran mayor vigencia, ya que servirán como insumo para que el Gobierno y la CUT fijen criterios a la hora de sentarse a conversar.

De acuerdo a datos de Clapes-UC, en los últimos 17 años el salario mínimo real creció en promedio 2,8%, mientras que la productividad media laboral lo hizo a una tasa de 1,5%.

Expertos

Los economistas consultados entregaron distintas visiones sobre la viabilidad de ejecutar las propuestas que entregó la comisión. David Bravo, director del Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales de la Universidad Católica, señaló que más que centrarse en la cifra de 2,2%, el foco de la discusión debe estar puesto en aumentar los subsidios. “Si se mira el conjunto de recomendaciones, hay varias formas de subir el salario a las personas de menores ingresos. Una de ellas es incrementando el monto de sueldo mínimo propiamente tal, pero otra manera, y quizás sea la más conveniente, es a través de subsidios focalizados a, por ejemplo, jóvenes y mujeres de sectores más vulnerables. Esto en la práctica se traduce en mejorar el salario a esas personas”, precisó.

En ese sentido lo que sí se debe hacer, a juicio de Bravo, es “actualizar los montos para cada subsidio a la realidad actual del ingreso mínimo”.

Por su parte, Joseph Ramos, académico de la Universidad de Chile y presidente de la Comisión Nacional de Productividad, subrayó que “el alza del salario mínimo depende de cuánto es la proyección que se tenga para la productividad media del trabajo. Por ejemplo, si se proyecta que en los próximos años esta variable puede crecer del orden de 1,5%, un reajuste anual promedio de 2,2% es bastante razonable, ya que el efecto en el empleo sería modesto”.

Para Juan Bravo, economista de Clapes-UC, los salarios reales deberían crecer en línea a productividad laboral. “Si pensamos en las cifras de hoy, con un PIB de 2% y un crecimiento del empleo de 1,5%, la productividad media del trabajo está creciendo en torno a 0,5%, entonces el salario mínimo real debería crecer ese 0,5 % y no 2,2%”. En este punto, Bravo acotó que “para crecer 2,2% real, la actividad debería crecer en torno a 3,7% anual, por ello, lo más efectivo es que el salario se fije en línea con la productividad”. Francisco Klapp, de Libertad y Desarrollo (LyD), puntualizó que “hay que tener cuidado con este tipo de análisis, ya que antes de preocuparse por subir el ingreso de las personas que tienen empleo, debemos mirar también a la población que está fuera del mercado laboral”.

En tanto, Marco Kremerman, economista de Fundación Sol, entregó una visión distinta. “En los últimos 10 a 15 años el salario mínimo ha crecido anual en promedio entre 2,3% a 2,5% real, entonces, la propuesta sería menos de lo que ha venido subiendo el salario mínimo en los últimos años”, indicó. Para el experto, “antes de comenzar a hablar de cuánto es el reajuste anual, nos debemos preocupar de que una personas que trabaje 45 horas semanales no puede ser pobre, el salario mínimo debería permitirle satisfacer sus necesidades básicas y de su familia”.
Recuadro :
“La forma más conveniente de subir el salario mínimo es a través de subsidios focalizados”.

DAVID BRAVO Director de Centro de Encuestas UC

“Los salarios reales deberían crecer a la par de de la productividad laboral”.

JUAN BRAVO Clapes-UC

“Si se proyecta que en los próximos años la productividad
laboral puede crecer 1,5%, un reajuste de 2,2% es razonable”.

JOSEPH RAMOS Académico de la U. de Chile

Variables

El salario mínimo real ha subido en los últimos 17 años 2,8% en promedio, mientras que la productividad media laboral lo ha hecho en 1,5%.

¿Qué ha pasado? A fines de diciembre la Comisión Asesora Salarial entregó su informe definitivo. En éste detalló una serie de propuestas que apunta a reducir el porcentaje de asalariados que vive en situación de pobreza (7%) a la mitad, en un plazo de 10 años.

¿Cuáles son las propuestas? La principal es que en los próximos 10 años el salario mínimo suba en promedio 2,2% real, mientras que los subsidios monetarios se deben incrementar anualmente, en promedio, 1,4%.

¿Cuál es la visión de los expertos? Los economistas consultados entregaron distintas opiniones sobre la viabilidad de ejecutar las propuestas que entregó la comisión.

Aunque no hay una fecha exacta del inicio de la negociación por el salario mínimo este año, lo más probable es que ésta se realice en junio.

Esta entrada fue publicada en Economía&Dinero, Pulso y etiquetada . Guarda el enlace permanente.