Este profe se vino de España para reactivar a los oficinistas

9/2/16

Joaquín Cotán creó la empresa Integralbe, que ofrece diversos servicios deportivos

Partió solo con personal trainers para particulares, pero ahora se expandió a las empresas. “La obesidad y el tabaquismo abundan”, cuenta.

RODRIGO SEPÚLVEDA S.

Joaquín Cotán era un feliz profesor de Educación Física en España, pero que ocultaba unas ganas tremendas de emprender un negocio propio. La situación económica de su país frenó en seco su impulso y Joaquín comenzó a buscar en el mapa un lugar donde armar algo. La apuesta fue Chile. Joaquín hizo maletas junto con su primo ingeniero, y en 2013 aterrizaron en Santiago para crear Integralbe, empresa que, según sus palabras, “presta distintos servicios que buscan mejorar la calidad de vida de las personas, lo que va desde la actividad física, el deporte y la preocupación por la nutrición”.

“Somos una empresa pequeña todavía, pero hemos ido creciendo de a poco. Comenzamos solo ofreciendo el servicio de personal trainer a domicilio para particulares. Pero hoy, el 40% de nuestros clientes son empresas”, cuenta Cotán.

Esta última es ahora una de sus líneas de negocios más pujante: el servicio de bienestar para empresas y organizaciones, que ellos denominan Quolife, y que incluye tres alternativas: “Pausa activa”, donde un profesor de educación física va a las oficinas de la compañía y realiza sesiones de 10 a 15 minutos de ejercicios de estiramiento, relajación y control postural, “Actividad deportiva”, en el que se acuerda la realización de alguna actividad física y recreacional que pueda involucrar a la mayoría de los empleados; como zumba, pilates, yoga o baile entretenido, y “Charlas deportivas”, en las que un experto en un deporte específico hace las veces de relator. “Si la empresa quiere armar un club de running, por ejemplo, el profesor les explicará lo que necesitan para practicar adecuadamente el deporte, sus beneficios y contraindicaciones”, detalla Cotán.

Las empresas pueden tomar el paquete completo o elegir una de las tres opciones. El costo por hora de cada actividad es de 18.000 pesos, salvo las charlas, cuyo precio se acuerda directamente con cada empresa.

-¿Cuál es el mayor problema con que se topan entre los oficinistas?

-Las empresas contratan estos servicios porque sus colaboradores no están bien en sus puestos de trabajo. La obesidad y el tabaquismo abundan e influyen mucho en el desempeño. La gracia es realizar los ejercicios durante la jornada laboral y en el mismo lugar de trabajo, porque al empleado le cuesta mucho hacer ejercicio en su tiempo libre. Hemos trabajado también con algunas constructoras que solicitan sesiones de ejercicios para sus obreros, y con supermercados, para sus reponedores. Ambos son trabajadores que deben cargar harto peso y necesitan aprender técnicas de control postural para no sufrir lesiones.
Recuadro :
150 profesores componen en la actualidad la planta de profesores de educación física de Integralbe.

Esta entrada fue publicada en Las Últimas Noticias, Pymes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.