Jorratt a las Pymes: “El FUT opera como un desincentivo a la reinversión”

25-06-2013

Los máximos representantes de la Pymes hicieron pública se preocupación ante la propuesta de reforma tributaria presentada por la candidata presidencial del PS-PPD-PC y MAS, Michelle Bachelet, quien, entre otras ideas, propuso eliminar el Fondo de Utilidades Tributables (FUT) en cuatro años, y aumentar de 20% a 25% el impuesto de primera categoría entre otras medidas. Además los pequeños y medianos empresarios manifestaron que se debe avanzar hacia una diferenciación del impuesto a la renta para potenciar a las Pymes.

Hoy, el asesor tributario de Bachelet, Michel Jorratt , salió a defender la propuesta que elaboró junto a Oscar Landerretche y Andrea Repetto, asegurando que el FUT desincentiva la reinversión de las pequeñas y medianas empresas, y que no es recomendable avanzar hacia la diferenciación de impuestos.

Según Jorratt, “en la actualidad en Chile hay 812 mil Pymes formales —según cifras del SII—. De ellas, casi el 80%, tributan en régimen general”.

“Para que se entienda bien, no estamos hablando acá de la utilidad de la PYME, sino de la participación de un socio en la utilidad de esa empresa. Por ejemplo, supongamos que la utilidad anual de una PYME con dos socios es de $ 100 millones de pesos. Si ambos tienen igual participación, a cada uno le corresponden $ 50 millones de pesos. Si retiran las utilidades y las declaran en su global complementario, pagarán una tasa de 13,3% (el 20% de primera categoría se rebaja de los impuestos personales, así que es indiferente en este caso). En cambio, si deciden retener utilidades, estarán pagando un 20%. Es decir, para ese 80% de las PYMES que tributan en el régimen general, el sistema del FUT opera como un desincentivo a reinvertir las utilidades” explicó Jorratt.

“No significa mayor pago a las Pymes”

El especialista señaló que la propuesta contempla que los impuestos personales se apliquen sobre base devengada.

Con la propuesta de Bachelet, si se retiran las utilidades, se pagará un impuesto de 13,3%, mientras que si se decide retenerlas, el impuesto también será de 13,3%, y no de 20%, como es actualmente.

“Con esto se acaba el desincentivo a retener utilidades. Es importante notar que, al haber base devengada, el impuesto de primera categoría se recupera inmediatamente como crédito contra el impuesto personal, por lo que subirlo a 25% no significa en la práctica un mayor pago para las PYMES” sentenció Jorratt.

Por otra parte, la depreciación instantánea significa que las compras de activos fijos se pueden rebajar como gastos en el momento en que se realizan.

“Siguiendo con nuestro ejemplo, si la empresa destina los $ 100 millones de pesos en utilidades a comprar activos fijos, su utilidad tributaria en ese año será cero y no pagará impuestos” aseguró.

“La diferenciación se da en los impuesto personales”

Los representantes de las Pymes señalaron que se debeavanzar hacia la diferenciación de los impuestos. Frente a esto, el experto dijó que “creemos que la diferenciación se da en los impuestos personales. Más importante que el tamaño de las empresas es el tamaño de los dueños de las mismas, y ese reconocimiento se logra con nuestra propuesta”.

Añadió que “establecer tasas más bajas para las compañías de menor tamaño incentiva la división de empresas para acceder a esas tasas menores, lo que es difícil de controlar”.

Establecer tasas más bajas para compañías de menor tamaño incentiva la división de las empresas para acceder a esas tasas menores.

Leer noticia en portal online del medio

Esta entrada fue publicada en La Segunda, Señales Económicas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.